Sintomas, causas, tratamientos del transtorno de la personalidad - encanto masculino

SÍNTOMAS Y CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

¡Comparta el artículo con otros hombres!

Los trastornos de la personalidad son patrones de comportamiento persistentes y anormales que comienzan en la niñez. Estas características afectan negativamente a la persona enferma, provocándole sufrimiento. Una persona con un trastorno de la personalidad puede ser demasiado desconfiada, vivir con miedo constante a las críticas o ignorar las normas sociales. 

Los trastornos de la personalidad son trastornos mentales que pueden caracterizarse como un conjunto de características y comportamientos que provocan dificultades en el funcionamiento. Debido a estos patrones de comportamiento profundamente arraigados y establecidos, una persona con un trastorno de la personalidad tiene problemas en las relaciones, así como en la percepción de sí misma y de su entorno.

Generalmente los trastornos aparecen en la infancia y no se detienen en la edad adulta. Se trata de cambios de carácter permanentes que tienen un efecto destructivo sobre una persona perturbada y su entorno casi siempre en los hombres. Una persona con trastornos de la personalidad generalmente no se conoce a sí misma, no puede hacer frente a los desafíos y se pierde en situaciones sociales. Esta inadaptación a la vida hace sufrir a la persona perturbada. Sus familiares también sufren a menudo.

Síntomas

Los principales síntomas de los trastornos de la personalidad:

  • Patrones de comportamiento profundamente arraigados desde la infancia o la adolescencia,
  • Reacciones inflexibles a situaciones individuales y sociales,
  • Una forma de percibir, pensar y sentir diferente a la que se encuentra en una cultura determinada,
  • Cubriendo muchos ámbitos del funcionamiento psicológico (emociones, actitudes, pensamiento, excitabilidad, control de impulsos, etc.),
  • Sufrimiento subjetivo,
  • Dificultades en los logros de la vida.
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Falta de apetito
  • Falta de concentración y coherencia

Tipos

La clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud de la CIE-10 distingue ocho tipos principales de trastornos de la personalidad:

Personalidad paranoica

Esta se caracteriza por desconfianza en otras personas, sospecha, hostilidad, hipersensibilidad a las críticas. Una persona así tiene a menudo un sentido inflado de autoestima y sus reacciones están marcadas por la frialdad. La personalidad paranoica puede percibir el insulto y la indiferencia en palabras que no estaban destinadas a transmitir el mensaje.

Personalidad esquizoide

Este tipo de personas da la impresión de una persona emocionalmente fría, no estalla de humor en el primer contacto. Sus puntos de vista difieren de los de los demás y pueden ser excéntricos. Estas personas son solitarias, no obtienen satisfacción de las reacciones interpersonales y se mantienen al margen. No entablan relaciones a largo plazo y no les interesa la sexualidad.

Personalidad disocial

Estas personas no tienen en cuenta a las personas y las necesidades de otras personas y no siguen las normas sociales. Son impulsivos y agresivos, tienen poca tolerancia a la frustración y no anticipan las consecuencias de sus acciones. A menudo infringen la ley y abusan del alcohol o sustancias psicoactivas.

Personalidad emocionalmente inestable

Esta se divide en dos:

  • Subtipo impulsivo:  estas personas se caracterizan por un estado de ánimo cambiante y una tendencia a estallar, reaccionar con ira y violencia.
  • Subtipo límite – (personalidad límite): además de las emociones temblorosas, el límite se caracteriza por una imagen poco clara de uno mismo, metas, preferencias, experimentar un vacío crónico, involucrarse en relaciones inestables.

Personalidad histriónica

Una persona así tiene la necesidad de ser el centro de atención. Se caracteriza por un afecto superficial y una tendencia al comportamiento teatral. Provoca y considera sus relaciones más cercanas de lo que realmente son.

Personalidad anankástica

Es concienzudo, obsesivo con los detalles, temeroso de cometer un error. Es inflexible en cuestiones éticas y religiosas.

Personalidad evasiva

Este tipo de personas vive con el miedo constante a la crítica y al rechazo. Tiene dificultad para hacer contactos sociales, evita desafíos, mientras los padece. 

Trastorno de personalidad dependiente

Estas personas se sienten incompetentes y tienen problemas para formar sus propias opiniones. Se caracterizan por la sumisión. Se sienten impotentes en muchas situaciones sociales. Necesitan el apoyo de otras personas.

Causas

La aparición de trastornos de la personalidad podría verse influida por:

  • Una persona sin padres
  • Separación a largo plazo
  • Relación incorrecta entre padre y madre
  • Crecer en condiciones de patología social)
  • Experiencia de abuso (violencia física, verbal, sexual)
  • Relación entre el niño y los padres
  • Padres sobreprotectores y controladores,
  • Crianza estricta y frialdad emocional.

Uno de los criterios que se tienen en cuenta en el diagnóstico de los trastornos de la personalidad es la edad en la que el paciente desarrolló los primeros síntomas. Por lo general, comienza en la adolescencia y la adolescencia temprana.

Otros aspectos que se tienen en cuenta son los factores biológicos y las anomalías en los sistemas de neurotransmisores. Los especialistas también prestan atención a los efectos del abuso de sustancias psicoactivas.

Tratamiento

El método básico para tratar los trastornos de la personalidad es la psicoterapia individual o grupal a largo plazo, y su eficacia depende del grado del trastorno. Los especialistas recomiendan más la psicoterapia insight. Habitualmente, la psicoterapia analítica o psicodinámica y un enfoque cognitivo-conductual dan buenos resultados. El tratamiento de los trastornos de la personalidad es difícil debido a situaciones de crisis y requiere una amplia experiencia y la supervisión constante del psicoterapeuta.

En los trastornos de la personalidad coexisten en ocasiones la neurosis o la depresión. Los científicos también suelen asociar la aparición de trastornos alimentarios (bulimia, anorexia) con el trastorno límite. Si el paciente está luchando contra la ansiedad o el estado de ánimo constantemente deprimido, se pueden utilizar antidepresivos, ansiolíticos y sedantes.

A veces, la impulsividad y el comportamiento agresivo del paciente pueden aliviarse con estabilizadores del estado de ánimo (antipsicóticos). En pacientes con trastorno límite de la personalidad, el tratamiento con antidepresivos del grupo ISRS da buenos resultados en el caso de comportamiento autoinmune.

Los trastornos de personalidad no solo dificultan la vida de la persona que exhibe tales tendencias, sino que también perturban el entorno. Es difícil para una persona con trastornos de personalidad evaluar adecuadamente lo que sucede a su alrededor. No es de extrañar que un paciente así sea derivado inmediatamente para recibir tratamiento. Solo un especialista lo ayudará a resolver este problema. ¿Tiene sospechas de que esta enfermedad afecte a un ser querido? Asegúrese de familiarizarse con el conjunto de síntomas que manifiesta una persona con trastornos de personalidad. Entonces podrás evaluar si necesitas ayuda profesional.

¡Gracias por visitar nuestra página!, también te invitamos a entrar en nuestro FORO MASCULINO un foro exclusivo para hombres, libres para expresarte.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *